Subida Oia: Victoria para Pablo Rey y campeón gallego

La victoria en la segunda y última prueba del autonómico, otorga al ourensano Pablo Rey el título de Campeón Gallego de Montaña. En el podio lo acompañaron Abraham Vázquez y Jorge Fernández. En carrozados, Jorge Pérez se impuso a Manolo Senra y a Manuel Fernández.

El Campeonato Gallego de Montaña puso punto final con la XIV Subida Oia, organizada por la Escudería BM. Temporada atípica en la montaña gallega, de sólo dos pruebas, en la que el coeficiente 8 de Oia permite al ganador de la prueba alzarse con el título autonómico de esta temporada 2021. El trazado no presentó cambios respeto a ediciones anteriores y los 4,5 km de la EP-3203 fuero nuevamente el lugar donde los protagonistas lucharon por el título gallego de montaña. Aunque, gran protagonista fue la climatología, especialmente el domingo cuando la niebla generó debate sobre si se debía disputar la tercera carrera oficial y que ralentizó todo el desarrollo de la prueba impidiendo por horario la celebración de la última carrera del día.

Todos los grandes nombres presentes

La lista de inscritos, con 88 competidores, ya auguraba dos buenas jornadas de automovilismo de montaña, pero los nombres presentes aún reforzaban más esta idea.

Adrián Rozados se presentaba en la Subida Oia dispuesto a asaltar el título autonómico con cambio de montura incluido. El de A Estrada competía por primera vez con el Silver Car CS, que había pertenecido al andorrano Raúl Ferré, con el dorsal dos. Pablo Rey ostentaba el dorsal número uno en su Fórmula SMB X21 y Miguel Ángel García «Maki» era el tercero en la lucha con su Norma M20FC. Abraham Vázquez, Dicode FR, y Jorge Fernández, Outeda MK4, completaba la lista de favoritos a ocupar las tres plazas del podio absoluto.

Entre los carcross destacaba el nombre de Alfonso Ventín que, con su Semog Bravo, encabezaba los 14 carcross que tan buen espectáculo ofrecen en la montaña, acompañado por el de Benigno Porto o el Kingcarcross de Manuel Rey. Pisko se presentaba como el rival a batir y el gran aspirante al título de su agrupación.

En la clase de carrozados, la más numerosa en cuanto a inscritos, destacan los nombres de los tres aspirantes al título: Jorge Pérez Alonso, que participaba con el Citroën DS3 R5 de Ricardo Costa; Manolo Senra con su habitual Peugeot 306 Kit Car; y, Manuel Fernández con el Ford Fiesta R5. Junto a esta terna de candidatos al título se encontraban nombres y monturas importantes como las de Alex Pais, que acudió a Oia con el Renault Clio N5; y, José Carlos Figueiras con el Porche 911 GT3 Cup. Sorpresa entre los carrozados fue la presencia de Alexis Vieitez con el Citroën Saxo del que es propietario Maki y no en la clase de los no carrozados. Es cierto, que ya en la Subida A Escusa, Alexis no se mostraba cómodo con su barqueta, pese a ganar la prueba.

Pablo Rey campeón gallego con la victoria en la Subida Oia

La primera de las carreras ya se saldó a favor de Pablo Rey que con un tiempo de 2:30.11 fue 2.6 segundos más rápido que Abraham Vázquez. Maki fue tercero a 4.8 segundos y Antonio Martínez a 9.6. El resto de no carrozados, afectados por la aparición de algo de lluvia en los primeros compases de la carrera, cerraron el crono a más de 10 segundos.

Pablo Rey Fórmula SMB X21
Foto de Tania Pérez

En la segunda carrera del sábado se repetía un guion similar. Rey hacía en meta un tiempo similar: 2:30.53. En esta ocasión el segundo mejor era el Forwin de Jorge Fernández a 2.13 segundos, mejorando el de la anterior carrera, que se vio incrementado hasta 12.49 segundos por sanción. El tercer mejor tiempo fueron los 2:33.08 en los que paró el crono Abraham Vázquez. Maki García abandonó en esta segunda manga oficial.

El domingo, en la tercera carrera, la niebla hizo que todos los competidores empeoraran sus tiempos, pero igualmente Pablo Rey fue el más rápido y el que menos empeoró. Segundo Jorge Fernández y tercero Abraham Vázquez. Tras esta carrera, el tiempo para poder realizar la Subida Oia se terminaba, ya que las condiciones meteorológicas provocaron el lento transcurso de la prueba y se tenía que proceder a la apertura al tráfico del tramo.

6374e384 bd38 479f ad85 8edfeeeb665f
Foto de Tania Pérez

Con los tiempos de las tres carreras, Pablo Rey fue proclamado vencedor de esta XIV Subida Oia. Le acompañaron en el podio absoluto: Abraham Vázquez a 5.15 segundos en el tiempo combinado de las dos mejores carreras y Jorge Fernández ya a 14.57 de distancia en el crono.

Pisko Ventín el mejor carcross en Galicia

Entre los carcross, en la XIV Subida Oia, se cumplía el pronóstico y Pisko Ventín marcaba el mejor tiempo entre los carcross y séptimo en la general, ya en la primera carrera, colándose entre los mejores monoplazas y los vencedores en carrozados. Manuel Rey era segundo de la agrupación a 7.59 segundos, siendo junto a Pisko los únicos carcross que bajaron de los 2:50 en la meta de esta manga. Tercero entró Benigno Porto a 8.07 segundos del primero.

La segunda carrera se resolvía con similar resultado: Pisko era primero mejorando su propio crono hasta 2:41.04. Segundo en esta manga fue Benigno Porto, que mejoró sustancialmente su crono anterior y se quedaba a 3.03 segundos de la victoria. Por detrás, Manuel Rey mejoraba también el tiempo anterior, pero era tercero a 6.54 segundos.

En la tercera y última carrera en el trazado de Oia sólo Pisko y Jacobo Andújar bajaron de los tres minutos, aunque con peor tiempo que con el que cerraron la jornada del sábado. Ninguno de los tres en la lucha por el podio retuvo estos tiempos y la victoria de la agrupación fue para Pisko Ventín, segundo Benigno Porto y tercero Manuel Rey.

Jorge Pérez campeón de montaña gallego en carrozados

La lucha por el título gallego de montaña en la clase de carrozados se preveía dura entre tres nombres: Jorge Pérez, Manolo Senra y Manuel Fernández. A la lucha por puestos de podio hay que sumar dos nombres importantes: el de campeón gallego de rallyes en 2015, Alex Pais con su Renault Clio N5; y, un experto y multicampeón de montaña, Alexis Vieitez, que corría con un Citroën Saxo.

Tras la primera carrera oficial, los tiempos daban ventaja al Peugeot 306 Maxi de Manolo Senra, sobre el Citroën DS3 R5 de Jorge Pérez, por 0.7 segundos. Tercero a 2.5 segundo se situaba el Ford Fiesta R5 de Manuel Fernández y a cinco y seis segundos el Renault Clio N5 de Alex Pais y el Citroën Saxo de Alexis Vieitez, respectivamente. Lo ajustado de los tiempos preconizaba una lucha dura en las siguientes carreras y la climatología iba a provocar que todo se jugara el sábado en la segunda carrera de la prueba.

La segunda carrera solo vino a aportar mayor igualdad entre los cinco de lo alto de la tabla. El más rápido fue Manuel Fernández, que recuperaba 1.1 segundos; el segundo mejor tiempo fue Jorge Pérez, que empeoraba su anterior marca y cerraba en meta a 1.7 segundos del Fiesta R5. El tercer tiempo lo hizo Senra a 3.4 segundos del mejor en la manga. Un paso por detrás, aunque mejorando sus tiempos, volvían a estar Alex Pais y Alexis Vieitez.

El domingo, Jorge Pérez no salió a disputar la tercera carrera, pero los tiempos del resto de sus contrincantes fueron malos, no reteniendo ninguno de ellos esta manga definitiva. Siendo los tiempos de la jornada del sábado los que definieron la victoria en la Subida Oia y el título de autonómico de la clase. De esta forma, con los tiempos combinados de las dos mejores mangas, la victoria fue para Jorge Pérez por tan solo dos décimas ante Manolo Senra. Más ajustada fue la determinación del tercer puesto, pues la diferencia entre Senra y Fernández fue milimétrica: 30 milésimas de segundo.

Polémicas acusaciones de Manolo Senra

Pero el final del Campeonato Gallego de Montaña aún tuvo un epílogo. Manolo Senra, al finalizar la prueba, acusaba a los Comisarios Técnicos y Deportivos de realizar mal su trabajo; ya que según informaciones, que supuestamente recibe del personal de la Federación Gallega de Automovilismo, el coche de Jorge Pérez participaba con irregularidades tales como carecer de válvula pop-off o que no da el peso mínimo. Según Senra, desde la FGA le indican que no van a actuar de oficio y que lo invitan a que, como principal perjudicado, presente una reclamación.

Senra decide poner en conocimiento, de todo el que le quisiera escuchar, la información sobre las supuestas irregularidades, sin aportar ni una sola prueba y manifestando que no va a presentar reclamación ninguna sobre el asunto. Con esta forma de actuar, Manolo Senra solo enturbia la imagen de la FGA, de la Escudería BM organizadora de la Subida Oia, la labor de los Comisarios Técnicos y Deportivos y la justa victoria de Jorge Pérez que ante los rumores no tiene opción de defensa, como si tendría en una reclamación formal.

En Asfalto y Motor contactamos con Jorge Pérez y su lógico enfado con esta cuestión es más que evidente. Él se inscribió en la prueba con el Citroën DS3 R5 y pasó las verificaciones administrativas y técnicas necesarias, siendo declarado autorizado para tomar la salida, ninguna incidencia sobre válvula pop-off o peso mínimo fue achacable a su coche. Pérez nos contaba que si Senra quería verificar ciertamente ese cuestión sobre la válvula pop-off debía haber reclamado y por normativa haber sometido a su coche también a una nueva verificación.

Ante una circunstancia como esta solo había dos formas de proceder correctas para Senra, reclamar o aceptar la derrota. Senra muestra una actitud que parece no compatible con el espíritu deportivo al realizar este tipo de acusaciones infundadas y al ni siquiera presentarse al acto de entrega de trofeos. Una verdadera lástima.

La climatología también protagonista

Los días previos a la disputa de la XIV Subida Oia ya se sabía que la climatología iba a jugar un papel importante. Las previsiones de abundantes lluvias el sábado y todavía más intensas el domingo hacían prever complicaciones en el transcurso de la cita en Oia.

Estado del Speed Car de Adrián Rozados tras el accidente.

Por la adversa de la climatología, el domingo sólo se pudo disputar la primera de las carreras oficiales previstas. La lucha por la victoria se vio afectada por el accidente de Adrián Rozados que en la parte inicial del tramo impactó contra el talud a su izquierda y salió despedido con su Silver Car CS hasta impactar contra el guardarail y dañar seriamente su monoplaza. El piloto salió ileso, pero tuvo que abandonar la competición, sin poder completar ni la primera carrera. El propio Adrián compartió en redes sociales la onboard del accidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.